Modelos de dispersión

   Los olores son típicamente liberados a la atmósfera como emisiones difusas de fuentes de área y volumen, cuya cuantificación detallada en términos de tasa de emisión de olores es a menudo difícilmente alcanzable mediante el muestreo directo de la fuente. Los métodos indirectos, que implican el uso de métodos micrometeorológicos para correlacionar las concentraciones a favor del viento con las tasas de emisión, ya se mencionan en la literatura, pero rara vez se encuentran en aplicaciones reales para la cuantificación de las emisiones de olor.

   La instrumentación necesaria para el desarrollo de los métodos micrometeorológicos se ha vuelto hoy en día accesible en términos de precios y fiabilidad, lo que hace que la implementación de dichos métodos a las aplicaciones industriales sea cada vez más interesante.

   Los olores son típicamente liberados a la atmósfera como emisiones difusas de fuentes de área y volumen, cuya cuantificación detallada en términos de tasa de emisión de olores es a menudo difícilmente alcanzable mediante el muestreo directo de la fuente. Los métodos indirectos, que implican el uso de métodos micrometeorológicos para correlacionar las concentraciones a favor del viento con las tasas de emisión, ya se mencionan en la literatura, pero rara vez se encuentran en aplicaciones reales para la cuantificación de las emisiones de olor.

   La instrumentación necesaria para el desarrollo de los métodos micrometeorológicos se ha vuelto hoy en día accesible en términos de precios y fiabilidad, lo que hace que la implementación de dichos métodos a las aplicaciones industriales sea cada vez más interesante.

El objetivo de este estudio era evaluar el coste de no regular las emisiones de olor. Para ello se ha especificado un dominio en la región de Euskadi situada en el norte de España. Para realizar este análisis se han considerado dos factores: 1) La disminución del valor de las propiedades afectadas por impacto de olor y 2) El impacto económico en la salud pública.

   Para evaluar el coste de depreciación de las propiedades afectadas por el olor, se seleccionó una lista de Actividades Potencialmente Generadoras de Molestias por Olor (APGMOs) en el País Vasco. Con estos datos, se generaron buffers para las diferentes áreas de molestia por olor, clasificándolas como graves, moderadas y leves. Posteriormente, se calculó el número de propiedades con potencial de ser afectadas por el impacto por olor. En este análisis se tuvo en cuenta el precio por m2 de cada municipio de Euskadi. Los resultados mostraron que el coste total de la depreciación del valor de los inmuebles afectados por el impacto por olor fue de 778 y 1164 millones de euros para las zonas afectadas por impacto por olor grave y moderado, respectivamente.