h2sUn gas oloroso típico el sulfuro de hidrógeno (H2S) tiene unos límites de emisión definidos, de forma general, por el Decreto 833/1975, De 6 de febrero que desarrolla la Ley 38/1972 de Protección del Ambiente Atmosférico.

Anexo IV --Punto 27- Instalaciones Industriales Diversas

  • Emisión de Sulfuro de Hidrógeno: 10 mg/Nm3 (o 10.000 microgramos por metro cúbico de aire).

En inmisión, el Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire, en su Disposición transitoria única. Objetivos de calidad del aire de determinados contaminantes define los siguientes límites.


El olor es un parámetro cada vez más controlado en los países más adelantados por las molestias que puede ocasionar a la población especialmente en su lugar de residencia.

Está demostrado que la exposición frecuente a atmósferas cargadas de olores, además de la reducción de la calidad de vida, puede acelerar la aparición de trastornos patológicos. Aun así hace falta indicar que, en algunas ocasiones, los olores pueden originarse en reacciones químicas de descomposición.

Instalaciones industriales como la fabricación de productos de alimentación, depuradoras de agua, tratamiento de residuos, eliminación de despojos animales, industrias químicas, entre otras, se han mostrado como generadoras potenciales de olores.

Dada la gran cantidad de sustancias que pueden dar lugar a un olor, la concentración de las cuales puede encontrarse incluso por debajo del límite de detección analítica, en la práctica no es posible controlar eficazmente problemas de olores únicamente a través de la regulación de contaminantes específicos. Tampoco es factible asegurar la contribución de un componente concreto al total del olor generado. Se ha comprobado, además, que en una mescla, las sustancias olorosas pueden influirse entre ellas y potenciarse. Estas dificultades han conducido al desarrollo de métodos de medida olfatométricos.

Existen en la actualidad muchos tipos de medidas correctoras en base a varias técnicas, principalmente térmicas, físico-químicas y biológicas, para la reducción efectiva de las emisiones de olores.

La Ley 3/1998, de 27 de febrero y el Decreto 136/1999, de 18 de mayo, de despliegue de esta, reafirma la competencia de los Ayuntamientos para la regulación de la problemática de los olores y, por lo tanto, para la emisión de un informe vinculante en referencia a este tema, así como a otros cuestiones de su competencia.

TÍTULO 1. Objeto

 

Artículo 1.

Las actividades incluidas en esta Ordenanza son las susceptibles de producir la liberación de sustancias olorosas a la atmósfera. Estos olores, mensurables por la vía de un aparato denominado Olfatómetro, son detectadas al ambiente exterior por las personas directamente a través de su sistema olfativo. Los olores pueden provocar sensaciones agradables, desagradables o incluses sofocantes, asfixiantes, picantes o irritantes.

TÍTULO 2. Actividades que den lugar a la liberación de sustancias olorosas.

Artículo 2.

Los procesos o las operaciones industriales que, en su funcionamiento normal, o debido a determinadas perturbaciones de este, pueden liberar sustancias olorosas al ambiente interior de las instalaciones industriales, hará falta que incorporen dispositivos localizados de aspiración y conducción de estas sustancias hasta su salida a la atmósfera a través de una chimenea, excepto en casos extraordinarios, que serán autorizados por el Ayuntamiento con la revisión previa por parte de sus servicios técnicos.

Esta chimenea habrá de estar condicionada, de acuerdo con la legislación vigente, por tal de poder practicar la toma de muestras en cualquier momento. Esto implica la existencia de al menos un orificio de toma de muestras y de un acceso adecuado según la normativa sobre seguridad laboral, y con espacio suficiente para que pueda trabajar un técnico.

En casos en qué no sea efectiva la aspiración localizada, será necesario el enclaustramento total o parcial de la instalación y, del mismo modo, la evacuación de los gases olorosos generados.

Artículo 3.

Los gases de salida con olor intenso hace falta que trabaran un tratamiento de gases antes de ser enviados a la atmósfera o hace falta adoptar medidas equivalentes.

Artículo 4.

Siempre que las emisiones tengan un nivel igual o superior a 100.000 unidades de olor por metro cúbico (UO/m3) se exigirá un tratamiento de gases que garantice una eficacia en la reducción de olor del 99 % como mínimo.

Artículo 5.

Los venteigs procedentes de reactores o tanques de almacenamiento de productos se consideran focos de liberación de olores y, por lo tanto, quedan sometidos a las mismas regulaciones que el resto de foco emisores de olores.

TÍTULO 3. Inspecciones

 

Capítulo I. Periodicidad de las inspecciones municipales

 

Artículo 6.

El Ayuntamiento, en la práctica a través de sus servicios técnicos municipales, inspeccionará un golpe al año las actividades incluidas a los anexos del Reglamento general de despliegue de la Ley 3/1998 (Decreto 139/1999), así como otras actividades no incluidas en este Reglamento que puedan dar lugar a una carga ambiental por olores, para comprobar el cumplimiento de aquello que se regula en esta Ordenanza. En los casos en qué el Ayuntamiento crea oportuno, en el curso de esta inspección los servicios técnicos municipales llevarán a cabo medidas de emisión de olores mediante un Olfatómetro y valorarán los resultados obtenidos con los valores de referencia del anexo 1.

Cuando esta inspección anual coincida con el control inicial o el periódico, en los términos en qué se fijan al Reglamento que despliega la Ley3/1998, se harán constar los resultados al informe del Ayuntamiento.

Artículo 7.

En los casos en qué el olor está asociada a una o pocas sustancias presentes en las emisiones, el control del nivel de la emisión de olores se podrá realizar a través de la determinación de la concentración de la sustancia o grupo de sustancias responsables teniendo en cuenta el valor umbral de olor de las sustancias en cuestión.

Los límites generales no serán en caso alguno superior a otros valores de referencia que existan teniendo en cuenta la posible toxicidad asociada de las sustancias.

Capítulo II. Régimen de medida, toma de muestras y análisis

Artículo 8.

La toma de muestras y su análisis se llevará a cabo mediante un Olfatómetro, que cumpla los requisitos de lo norma de aplicación.

Las normas de aplicación serán las alemanas VDI, las holandesas TNV o el borrador de lo norma europea . Una vez sea publicada la versión definitiva de lo norma europea, esta será la única norma de aplicación.

Capítulo III. Tasas

 

Artículo 9.

Las actuaciones municipales de control de liberación de sustancias olorosas llevarán implícito el derecho de percibir la tasa que señale la correspondiente Ordenanza fiscal municipal.

Capítulo IV. Cumplimiento de los valores límite

 

Artículo 10.

Las emisiones de olores no superarán en caso alguno los niveles fijados al anexo 1, a excepción de emisiones consideradas al artículo 4, que dispondrán de dos años, adicionalmente, para cumplir con los niveles del anexo mencionado.

Artículo 11.

El Ayuntamiento puede subscribir acuerdos voluntarios con emtomas instaladas a su término municipal que garanticen el cumplimiento de los objetivos de esta Ordenanza.

Artículo 12.

En los casos en qué en base a:

    - La alta carga de olores del medio receptor
    - El carácter intermitente o marcadamente irregular de las emisiones de olores
    - El carácter desagradable de los olores liberados, según aquello que determina
    el método VDI (efecto Hedónico)
    - Las condiciones climáticas generales y los episodios meteorológicos recurrentes
    - La imposibilidad práctica de conducir y tratar de forma completa los gases olorosos generados,

El Ayuntamiento podrá fijar en su informe la necesidad que la actividad instale un mesurador en continuo del olor, calibrado específicamente para el olor origen del problema y según los métodos indicados al artículo 8.

Artículo 13.

El Ayuntamiento emitirá un informe vinculante respeto al cumplimiento de esta Ordenanza y de otros temas de su competencia en todos los expedientes afectados por el Reglamento general de despliegue de la Ley 3/1998 (Decreto 136/1999).

Capítulo IV. Niveles de inmisión de olores

 

Artículo 14.

El Ayuntamiento, dado el caso, podrá determinar la carga por olores que sufre una área concreta de su término municipal, con el fin de comprobar si los niveles de inmisión de olores son aceptables y si aquella zona admito, pues, más actividades potencialmente generadoras de olores.

Con este objetivo, si el Ayuntamiento lo considera adecuado, se hará un seguimiento sensitivo tipo red (Rasterbegehung), basado en la frecuencia anual, semestral o, como mínimo, trimestral, de percepción clara de olores (niveles de inmisión entre 3 y 5 UO/m3). Este seguimiento se basará en instrucciones técnicas complementarias del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento podrá, en base a:

    - el caudal másico previsto de gases olorosos
    - la altura de la chimenea
    - las condiciones particulares de difusión atmosférica de la zona afectada
    - Las condiciones meteorológicas predominantes a la zona
    - La distancia a las viviendas más próximos

determinar la idoneidad de instalación a la zona afectada de nuevas actividades potencialmente generadoras de olores.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS


1- Las instalaciones afectadas por esta Ordenanza, autorizadas con anterioridad a la fecha de su vigencia, habrán de adaptarse a sus disposiciones en el plazo de un año a partir de la mencionada fecha.En casos justificados, a criterio del Ayuntamiento, podrá ser prorrogable.

2- Esta Ordenanza podrá ser modificada con respecto a los suyos valores límites, en caso de que la evolución de los conocimientos técnicos exija una variación.

DISPOSICIÓN FINAL


Esta Ordenanza entrará en vigor el día siguiente de su publicación completa al BOP.

Anexo 1.


Límites de emisión de olores

1) sustancias con un umbral de olor ≤ 1 ppm

    -Caudal de emisión hasta 1,5 m3/min:

        . cuando la duración total diaria de la emisión sea inferior a 1 hora.......sin límite (Habrán de disponer, sin embargo, de medida correctora, según el artículo 3).
        . cuando la duración total diaria de la emisión sea superior a 1 hora...1.000 UO/m3.


    -Caudal de emisión de 1,5 a 80 m3/min.............................................1.000 UO/m3.


    -Caudal de emisión superior a 80 m3/min: el valor de referencia de 1.000 UO/m3 disminuirá con el mismo factor en qué es supere el caudal de emisión de 80 m3/min.


El valor de referencia se calculará de acuerdo con la expresión:


                                 80 103.
                    V80= -------------
                                     Q

dónde,
V80: valor de referencia en UO/m3.
Q: caudal de emisión en m3/min

2) sustancias con un umbral de olor > 1 ppm

    -Caudal de emisión hasta 10 m3/min: sin límite de UO, siempre y cuando la duración total diaria de la emisión sea inferior a 1 hora. (Habrán de disponer, sin embargo, de medida correctora, según el artículo 7).

    -Caudal de emisión de 10 a 300 m3/min.......................................... 1.000 UO/m3.


    -Caudal de emisión superior a 300 m3/min: el valor de referencia de 1.000 UO/m3 disminuirá con el mismo factor en qué es supere el caudal de emisión de 300 m3/min.

El valor de referencia se calculará de acuerdo con la expresión:

                                300 103.
                    V300= -------------
                                      Q

dónde,

V300: valor de referencia en UO/m3.
Q: caudal de emisión en m3/min

3) Mezclas de sustancias

En caso de que no se conozca la composición cualitativa y el caudal sea superior a 80 m3/min se tomarán los límites de las sustancias con un umbral de olor ≤ 1 ppm. Si se conoce su composición cualitativa y cuantitativa el límite se calculará según los dos casos anteriores.

El valor de referencia se calculará de acuerdo con la expresión:

                             80Cx + 300Cy
                VM = ------------------- 103.
                              (Cx + Cy) Q

dónde,

VM : valor de referencia de la mezcla de sustancias olorosas expresado en UO/m3.
Cx: suma de la concentración de sustancias olorosas con umbral olfativo ≤ 1 ppm, en mg/Nm3.
Cy: suma de la concentración de sustancias olorosas con umbral olfativo > 1.
ppm, en mg/Nm3.
Q: caudal de la emisión expresado en m3/min

4) Emisión total de sustancias olorosas de una actividad

Si la actividad tiene varios focos emisores, el límite global se calculará teniendo en cuenta los valores resultantes de la suma de todos los focos. El valor de referencia de 1.000 UO/m3 disminuirá en la misma proporción en qué es supere el caudal de emisión total de 80 o de 300 m3/min, en función del umbral olfativo, de acuerdo con las expresiones siguientes:

Límite global para los focos que emiten sustancias olorosas con umbral olfativo ≤1 ppm:


                                     80 103.
                        V80= ---------------
                                   Qx1+...+Qxn

dónde,

Qx1+...+Qxn: suma de los caudales de emisión en m3/min de todos los focos emisores de sustancias con umbral olfativo ≤ 1 ppm.

Límite global para los focos que emiten sustancias olorosas con umbral olfativo >1 ppm:

                                 300 103.
                    V300= ---------------
                                 Qy1+...+Qyn

dónde,

Qy1+...+Qyn: suma de los caudales de emisión en m3/min de todos los focos emisores de sustancias con umbral olfativo ≤ 1 ppm.

Si hay varios focos emisores de sustancias tanto de umbral olfativo ≤ 1 ppm, como de > 1 ppm, el valor de referencia global se calculará de acuerdo con la expresión:

 

                              V80(Qx1+...+Qxn) + V300(Qy1+...+Qyn)
                    VT= --------------------------------------------
                                                          QT

dónde,

QT: suma de los caudales de emisión expresados en m3/min de todos los focos emisores de sustancias olorosas.

En cualquier caso, se habrán de respetar los límites individuales de cada foco emisor.

5) Emisiones difusas de olores

En caso de que no sea técnicamente o económicamente viable la captación y depuración de los contaminantes que generan los malos olores (a juicio del Ayuntamiento), la inmisión resultante de las emisiones difusas no podrá superar:

5 UO/m3 ,

- con una frecuencia máxima del 15% de las medidas de 10 minutos realizadas, mesurado en zona industrial.
- con una frecuencia máxima del 10% de las medidas de 10 minutos realizadas, mesurado en zona de viviendas.

Anexo 2.


Glosario

Condiciones estándares de olfactometria: a temperatura ambiente (293 K), presión atmosférica normal (101,3 kPa), base húmeda.

Emisión: liberación de sustancias al aire.

Umbral de olor: concentración de moléculas odorants por metro cúbico, en la cual la posibilidad de percepción es del 50% en una muestra de personas debidamente escogidas.

Olfatómetro: dispositivo que permite controlar la dilución del gas odorant mediante un gas inodoro y presentar la mezcla diluida a una serie de sujetos debidamente escogidos. El número a veces que la muestra original debe ser diluida para llegar a su umbral de olor determinará su concentración en UO/m3.

Unidad de olor (UO/m3): cantidad de odorants dispersados en un metro cúbico de gas (en condiciones estándares) que induce la percepción de olor. 1 UO/m3 coincide con el umbral de olor para cada sustancia.

Esta norma ha sido traducida con un traductor electrónico. Olores.org no se responsabiliza de ésta.

Web original: http://www.llissadevall.org/catala/externos/Normativa/ord_olors.htm