Publicidad

TSG Chile



Un vertedero de Estados Unidos alcanza un acuerdo de 2M $ en una demanda sobre olores

el . . Visto: 10035

tullytown landfill   Tullytown es un municipio ubicado en el condado de Burlington, en el estado de Nueva Jersey de EEUU. En ese mismo lugar, la compañía Waste Management (WM) gestiona la planta de gestión de residuos de Tullytown desde los años ochenta. Éste es uno de los 293 vertederos de eliminación de residuos que esta compañía gestiona, no obstante, éste es un caso especial ya que esta planta recibe varias quejas por olor de la comunidad. Las molestias por olores eran tan evidentes que la compañía Waste Management ha aceptado pagar 2 millones de dólares para resolver una demanda colectiva  presentada en nombre de los habitantes de ambos lados del río Delaware, quienes afirmaban que los olores nocivos devaluaban el valor de sus propiedades y afectaban su calidad de vida.

   La compañía Waste Management S.A. (WM), con base en Houston, fue fundada en 1971 y maneja 293 centros de gestión de residuos activos. Pocas compañías gestionan tal cantidad de vertederos en todo el mundo. Uno de estos centros de gestión de residuos se encuentra en Tullytown, Nueva Jersey, y los habitantes de los alrededores se llevan quejando desde hace algún tiempo por el olor de este vertedero.

   El Departamento de Protección del Medio Ambiente de Pensilvania (DEP son sus siglas en inglés) ha inspeccionado este vertedero regularmente desde su apertura en 1988. Los ciudadanos podían incluso seguir el permiso medioambiental mediante actualizaciones automáticas vía email del DEP.

   En mayo del 2015, siguiendo el proceso de una revisión de su autorización ambiental, el Departamento de Protección del Medio Ambiente de Pensilvania (DEP) ordenó a la compañía el cese del depósito de residuos antes del 22 de mayo de 2017, para posteriormente cerrar y sellar completamente el vertedero. Las denuncias por malos olores de los residentes de la zona fue un factor muy importante para que el DEP tomara esta decisión.

   Anteriormente, en diciembre de 2014, se inició paralelamente la vía judicial y los residentes presentaron una reclamación ante el juzgado de Pensilvania. Los demandantes optaron por una demanda colectiva y en septiembre de 2015 tras varias reuniones entre el juez, demandantes y demandado se llegó a un acuerdo para abonar 2 millones de dólares para resolver la demanda colectiva a favor de los residentes a ambos márgenes del rio Delaware.

   Esta acuerdo provisional demandaba a la empresa WM el pago de 2 millones de dólares a los residentes cercanos al vertedero de Tullytown, que ya se habían quejado ampliamente por el olor en los condados de Burlington y Bucks (Pensilvania). Los propietarios de la zona declararon que los olores nocivos devaluaban el valor de sus propiedades y afectaban su calidad de vida.

   Dentro del mismo acuerdo, se requería a WM la instalación y operación de dos sistemas de nebulización para el tratamiento de los olores con un coste de unos 300.000 $, la aplicación de inhibidores de olor los fines de semana con un coste de otros 300.000 $, y el lavado a presión de muelles y aceras de la Marina de Florence dos veces al mes. Además se prohibía la recepción de lodos de tratamientos de aguas residuales o biosólidos debido a su alta capacidad de emisión de olor.

   Puede leer más acerca de este conflicto en este interesante y bien documentado artículo escrito por Cristina Rojas, del LLC online de Nueva Jersey.

   También es recomendable leer este otro interesante artículo escrito por Elise Young en el que se muestra el punto de vista de la empresa WM.

  

  Fuente de la imagen: CATSOT


   Si le ha interesado esta noticia, probablemente le interesen los siguientes artículos:

 

Valoración General (0)

0 estrellas de 5
Comentarios | Agregar el tuyo
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios