Publicidad

TSG Chile



Olores

el . . Visto: 107675

¿Qué son los olores?

  Un olor se define como la sensación resultante de la recepción de un estimulo por el sistema sensorial olfativo. La manera en que es evaluada la respuesta humana a un olor depende de la propiedad sensorial particular que se está midiendo, incluyendo la Concentración, Intensidad, Carácter y Tono Hedónico de los olores. El efecto combinado de estas propiedades está relacionado con el grado de molestia (o placer) que pueden causar por los olores.

 Concentración de olor.

  La concentración de olor está bien definida en una Norma Europea, traspuesta a diferentes legislaciones en Chile, Colombia, Australia y Nueva Zelanda. Según la norma EN 13725 “el número de unidades de olor europeas por metro cúbico en condiciones normales”. La concentración de olor se mide en unidades de olor europeas y su símbolo es ouE.

  En resumen la concentración de olor tiene unas características parecidas a los decibelios en cuanto a que está basada en una propiedad relacionada con uno de los sentidos del ser humano. En general la concentración de olor es una unidad que se calcula a partir del número de veces que hay que diluir un gas para que pueda ser detectado por un grupo de personas seleccionadas o panel. Lo que se calcula es la media geométrica de los umbrales de olor individuales de cada panelista.

¿Pero qué es el umbral de olor?

 El umbral de olor de cualquier odorante es la concentración de este a partir de la cual una persona es capaz de olerlo.

  Se puede explicar con un ejemplo sencillo: Supongamos que tenemos una muestra de un gas oloroso (u odorante) y la diluimos 10.000.000 veces. Es probable que cuando se de a oler a un panelista, no detecte olor. Si vamos diluyendo la muestra cada vez menos, llegará un punto en el que este panelista pueda oler la muestra diluida. De esta forma, si una muestra se ha diluido 30 veces, se estima que la concentración de olor inicial de la muestra es 30 ouE... para ese panelista en concreto, claro. Suponiendo que se ha hecho el mismo procedimiento con un mínimo de 4 panelistas con el mismo gas, se lleva a cabo la media geométrica de los umbrales de olor individuales de cada panelista y de esta forma se calcula la concentración de olor de este odorante.

 Intensidad de un olor.

  En realidad, el dato de concentración de olor no da mucha información. La intensidad de olor sin embargo da un grado de en que medida un olor es molesto o dicho de otra manera, la intensidad de un olor es la fuerza con la que se percibe la sensación de olor.

  Supongamos en otro ejemplo que una muestra de olor en una chimenea de una fábrica, tiene una concentración de 30.000 ouE. Usando un modelo de dispersión calculamos que en un pueblo cercano a la fábrica se puede detectar una concentración de olor de 7 ouE y en otro punto diferente, más alejado del pueblo la concentración de olor es de 1 ouE. ¿Quiere decir esto que la molestia es 7 veces mayor en el primer punto que en el segundo?

  La respuesta es NO.

  Por desgracia, la magnitud “concentración” no es una magnitud lineal y depende de muchos factores. Un olor puede ser indetectable cuando supera una cierta concentración, puede variar su tono hedónico y pasar a ser agradable, o puede olerse extremadamente fuerte con una concentración de 2 ouE indistinguible de cuando su concentración es 7 ouE, etc.

  Varios autores han tratado de hallar una relación entre la intensidad de olor y la concentración de olor. La siguiente ecuación desarrollada por Stevens define la relación entre intensidad de olor (I) y concentración (C), donde K es una constante y n es el exponente.

  ó también.

  Éstas formulas se conocen como la ley de Stevens. Para olores, n varia entre aproximadamente 0,2 y 0,8 , dependiendo de la sustancia olorosa.

  Para una sustancia olorosa con n igual a 0,2, una reducción de la concentración de 10 veces decrece la intensidad percibida en tan solo un factor de 1,6; en contraste, para una sustancia olorosa con un n igual a 0,8 una reducción de la concentración 10 veces disminuye la intensidad percibida en un factor de 6,3.

  Cuando los olores se van a detectar en el campo, la intensidad de los olores se determina mediante las inspecciones de campo. La determinación se realiza bajo las mismas condiciones que para la determinación del umbral de olor. Este tipo de técnica se describe en las guías alemanas VDI 3881 hojas 1-4 y 3882 hoja 1. La intensidad varía en este caso desde el nivel “no perceptible” (0) hasta el “extremadamente fuerte” (6). En la siguiente tabla se muestran los distintos niveles de intensidad de olor para inspecciones de campo.

OlorNivel de intensidad
No perceptible 0
Muy debilmente perceptible 1
Debilmente perceptible 2
Distinguible 3
Fuerte 4
Muy fuerte 5
Extremadamente fuerte 6

 Carácter del olor ó Calidad del olor.

  El carácter de un olor o calidad de un olor es aquella propiedad que identifica un olor y lo diferencia de otros olores con la misma intensidad. La calidad de un olor es caracterizada mediante un método conocido como escalado multidimensional o perfilado. En este método, el olor es definido por el grado de similitud a un conjunto de olores de referencia o el grado por el que se corresponde con una escala de varios términos descriptivos. El resultado de estos tests da lo que se llama el perfil del olor.

descriptores olores

Imagen 1: Típicos descriptores de olores. Fuente: St. Croix Sensory

 Tono Hedónico.

  El tono hedónico es la propiedad de un olor relativa a su agrado o desagrado, es decir es un juicio de categoría del placer o no-placer relativo del olor.

  Debemos hacer sin embargo una distinción entre la aceptabilidad y el tono hedónico de un olor. Cuando se evalúa el tono hedónico de un olor en un laboratorio en el contexto neutral de una presentación olfatométrica, el panel es expuesto a un estímulo controlado en términos de intensidad y duración. El grado de agrado o desagrado en este caso es determinado siempre dependiendo de las experiencias personales y asociaciones emocionales de cada miembro del panel.

  Otras propiedades

  Aunque intensidad, concentración, caracter y tono hedónico son propiedades intrínsecas de los olores, hay otros parámetros importantes relacionados con los olores que tienen una cierta importancia, en algunos casos fundamental. Por ejemplo, la persistencia de un olor está relacionada con la cantidad de tiempo que un olor permanece en el ambiente. La frecuencia de un olor es el tanto por ciento en tiempo que es posible detectar un olor (por ejemplo en la Norma alemana VDI 3940 la frecuencia de un olor definida como el tanto por ciento de horas al año que se detecta un olor, es el parámetro que define los límites de inmisión de olores)

Valoración General (0)

0 estrellas de 5
1 Comentarios | Agregar el tuyo
  • Invitado - Monika Paduch

    Dieser Beitrag ist als erste, grobe Information über Geruch brauchbar, sollte aber inhaltlich und vor allem sprachlich überarbeitet werden. Für deutschsprachige Leser gibt es bessere als die drei aufgeführten Quellen.

Añadir comentarios